DIABETES MELLITUS

Es un trastorno que se caracteriza por concentraciones elevadas de glucosa en sangre, se refiere a la forma inadecuada en que tu organismo utiliza la glucosa en sangre. La glucosa es una fuente importante de energía para las células.

La diabetes se clasifica en Diabetes tipo 1 o insulino dependiente y la diabetes tipo 2 No insulinodependiente.

  • 1. Glucemia plasmática en ayuno ≥ 126 mg/dl

  • 2. HbA1c ≥ 6,5 %

  • 3. Glucemia plasmática a las 2 horas del test de sobrecarga oral a la glucosa (después de tomar una carga de 75 gr. de glucosa) ≤ 200 mg/dl

  • 4. La enfermedad en sí y muchos de los medicamentos utilizados para combatir la artritis reumatoide pueden dañar el sistema inmunitario y provocar un aumento de las infecciones.

  • El ayuno se define como la no ingestión de calorías durante un mínimo de 8 horas.

  • Una cifra diagnóstica de diabetes con cualquiera de estos test, ha de confirmarse mediante una segunda determinación preferentemente con el mismo test.

  • Sobrecarga oral de glucosa con 75 gr.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes pueden variar según la cantidad de glucosa. Estos son algunos de los signos y síntomas de la diabetes:

  • Aumento de la sed.

  • Ganas frecuentes de orinar.

  • Hambre extrema.

  • Ganas frecuentes de orinar.

  • Pérdida de peso inexplicable.

  • Presencia de cetonas en la orina.

  • Fatiga.

  • Irritabilidad.

  • Visión borrosa.

  • Llagas de cicatrización lenta.

  • Infecciones frecuentes, como infecciones en las encías, en la piel y en la vagina.

Aunque la diabetes tipo 1 puede aparecer a cualquier edad, generalmente lo hace durante la infancia o la adolescencia. La diabetes tipo 2, el tipo de diabetes más común, puede aparecer a cualquier edad, aunque es más común en personas de más de 40 años.

Causas de la diabetes tipo 2

Se cree que los factores genéticos y ambientales desempeñan un papel decisivo en el desarrollo de la diabetes tipo 2. El sobrepeso está estrechamente relacionado con el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Factores de riesgo para la diabetes tipo 1

  • Antecedentes familiares. Tu riesgo aumenta si tu padre, tu madre o algún hermano tienen diabetes tipo 1.

  • Factores ambientales. Circunstancias como la exposición a alguna enfermedad probablemente tienen alguna relación con la diabetes tipo 1.

Factores de riesgo para la diabetes tipo 2

  • Peso. Cuanto más tejido graso tengas, más resistentes se vuelven tus células a la insulina.

  • Inactividad. Cuanto menos activo seas, mayor riesgo tendrás.

  • Antecedentes familiares. Tu riesgo aumenta si tu padre, tu madre o algún hermano tienen diabetes tipo 2.

  • La edad. Para las mujeres, tener síndrome de ovario poliquístico, una enfermedad común caracterizada por periodos menstruales irregulares, crecimiento excesivo de vello y obesidad, aumenta el riesgo de diabetes.

  • Síndrome de ovario poliquístico. Cuanto menos activo seas, mayor riesgo tendrás.

  • Niveles de colesterol y triglicéridos anormales. Si tienes niveles bajos de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol "bueno", tu riesgo de diabetes tipo 2 es mayor. Las personas con altos niveles de triglicéridos tienen mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Complicaciones

Las complicaciones de la diabetes a largo plazo se desarrollan de manera gradual. Cuanto más tiempo hace que tienes diabetes (y cuanto menos controlado esté tu nivel de glucosa en sangre), mayor riesgo de complicaciones existe.

  • Enfermedad cardiovascular. La diabetes aumenta drásticamente el riesgo de sufrir diversos problemas cardiovasculares y eres más propenso a tener una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular.

  • Daño a los nervios (neuropatía). Puede haber daño en los nervios, especialmente en las piernas. El daño en relación con la digestión puede causar problemas con náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento. En el caso de los hombres, puede dar lugar a la disfunción eréctil.

  • Daño renal (nefropatía). Los riñones contienen millones de racimos de vasos sanguíneos diminutos (glomérulos). El daño puede conducir a la insuficiencia renal, que puede requerir diálisis o un trasplante de riñón.

  • Daño ocular (retinopatía). La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos de la retina (retinopatía diabética), que puede conducir a la ceguera.

  • Daños en los pies. Los daños en los nervios o un flujo sanguíneo insuficiente en los pies aumentan el riesgo de que, al tener una cicatrización deficiente, pueden requerir la amputación del dedo del pie, del pie o de la pierna.

  • Enfermedades de la piel. La diabetes puede volverte más susceptible a tener problemas en la piel, como infecciones bacterianas y micóticas.

  • Deterioro auditivo. Los problemas de la audición son comunes en las personas diabéticas.

  • Enfermedad de Alzheimer La diabetes tipo 2 puede aumentar el riesgo de tener la enfermedad de Alzheimer.

En la diabetes gestacional, pueden aparecer complicaciones en tu bebé, como las siguientes:

  • Exceso de crecimiento. La glucosa en exceso puede hacer que tu bebé crezca demasiado (macrosomía).

  • Bajo nivel de azúcar en sangre. Algunas veces, los bebés de madres con diabetes gestacional presentan un nivel bajo de azúcar en sangre inmediatamente después del nacimiento porque su propia producción de insulina es elevada.

  • Diabetes tipo 2. Los bebés de madres con diabetes gestacional tienen un mayor riesgo de padecer obesidad y diabetes tipo 2 más adelante en su vida.

  • Muerte. La diabetes gestacional sin tratar puede producir la muerte del bebé, ya sea antes o inmediatamente después del nacimiento.

La diabetes gestacional puede tener complicaciones en la madre, como las siguientes:

  • Preeclampsia. Esta afección se caracteriza por la presión arterial alta, el exceso de proteínas en la orina, y la hinchazón en las piernas y los pies. Puede dar lugar a complicaciones graves e incluso mortales, tanto para la madre como para el bebé.

  • Diabetes gestacional posterior. Cuando has tenido diabetes gestacional eres más propensa a tenerla nuevamente en el próximo embarazo. También eres más propensa a padecer diabetes.

Prevención

La diabetes tipo 2 las opciones de estilo de vida saludable pueden ayudar a controlarla:

  • Come alimentos saludables. Elige alimentos con menos contenido de grasa y calorías, y más contenido de fibra.

  • Realiza más actividad física. Trata de hacer 30 minutos por día de actividad física moderada.

  • Elimina los kilos que tienes de más. Si tienes sobrepeso, bajar incluso el 7 % de tu peso corporal puede reducir el riesgo de tener diabetes.

  • Para mantener tu peso dentro de un rango saludable, realiza cambios permanentes en tus hábitos alimenticios y de actividad física.

EDUCACIÓN PARA LA SALUD

En las sesiones educativas debe de abordarse una serie de tópicos de acuerdo a las necesidades individuales y de grupo que pueden incluir:

  • 1. Aceptación de la enfermedad.

  • 2. Activación de las capacidades de auto cuidado del enfermo.

  • 3. Información de aspectos fundamentales de la enfermedad y su tratamiento.

  • 4. Aprendizaje de técnicas de auto monitoreo (glucosa capilar, presión arterial, actividad física), habilidades para el control y vigilancia de la enfermedad.

  • 5. Terapia nutricional.

  • 6. Conductas a seguir en diferentes circunstancias: viajes, días de enfermedad, compromisos sociales.

  • 7. Aprender a manejar el estrés que generan diferentes demandas ambientales, trastornos afectivos, de alimentación y sexuales que pudieran ocurrir.

  • 8. Hacer ejercicio en pequeños periodos. Realizar 30 minutos de ejercicio al día. Combinaciones de actividad física de intensidad moderada y vigorosa. Combinar diferentes tipos de ejercicio. Hacer de la actividad física un asunto familiar: Involucrar a la esposa, hijos, o a un amigo a la realización de ejercicio para agregar diversión a la actividad.

Checa tu nivel de glucosa en sangre al menos dos veces al año para verificar que no presentes diabetes y recuerda que debes acudir a consulta al menos dos veces al año para prevenir la enfermedad.

FUENTE: Mayo Clinic

Pruebas Covid-19